Herramientas para la gestión de los Riesgos Psicosociales en el Sector Educativo

Documentación del proyecto

Volver al índice

Las drogas en el centro escolar y alrededores

Nuestro país es uno de los que cuenta con un inicio más temprano en el consumo de estas sustancias, rondando los 13 años. Además de los efectos dañinos para la salud de los jóvenes, en las inmediaciones de colegios e institutos se pueden producir situaciones de “trapicheo” y venta ilegal de estas sustancias.

El centro educativo es uno de los principales agentes de socialización y es un espacio ideal para, por una parte, evitar y prevenir el consumo y el tráfico de drogas, y las conductas de riesgo asociadas a éstos y, por otra parte, fortalecer, mejorar y potenciar la toma de decisiones responsables, así como desarrollar conductas saludables.

Esto se puede logar:

  • Elaboración de un compromiso a nivel de centro para establecer un plan de acción y prevención.
  • Profesores sensibilizados y con formación en la materia.
  • Colaboración de padres y madres preocupados por el tema o conductas de riesgo de sus hijos en reacción al consumo y al tráfico de drogas.
  • Colaboración con las fuerzas de seguridad.

POLÍTICA DE CENTRO

La elaboración de una política de centro en relación con las drogas proporciona un mensaje de implicación con la problemática y hace que todas las partes se comprometan mucho más con el respeto a las reglas establecidas. La política en esta materia debe estar basada, principalmente, en:

  • La realización de programas o campañas de prevención en drogodependencias.
  • La clarificación de un protocolo de actuación en la detección de situaciones de consumo y/o “trapicheo” con drogas por parte del alumnado o en los alrededores del centro.

Se pueden realizar programas y campañas de prevención específicas: realizadas por el profesor en el ámbito de la acción tutorial, a través del diseño de unidades didácticas en distintas materias o dentro de las actividades del centro, con la colaboración de entidades externas como ONGs especializadas, fuerzas de seguridad del estado, personal sanitario, etc.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN EN CASO DE SOSPECHA DE CONSUMO O PRESENCIA DE DROGAS EN CENTROS ESCOLARES

Algunas CCAA han establecidos protocolos de actuación en relación con básico de actuación ante un consumo y/o suministro y venta de drogas. De no existir normativa específica, los centros educativos, en su Proyecto Educativo de Centro pueden proponer protocolos de actuación. De forma general, cualquier protocolo de actuación debe contener estas etapas básicas:

  1. Comunicación a la Dirección del centro:En el caso de que cualquier miembro de la comunidad educativa tenga constancia o sospecha justificada del consumo de tabaco, alcohol, cannabis u otras sustancias adictivas dentro del centro educativo o en la puerta del mismo lo comunicará al Equipo Directivo del Centro.
  1. Evaluación-Valoración del caso:En una reunión a la que asistirá el Equipo Directivo, el tutor/a del alumno/a y el Departamento de Orientación, se valorará el caso, decidiendo qué medidas de tipo educativo y/o correctivo son necesarias llevar a cabo desde el centro educativo.
  1. Plan de Actuación en el centro:Donde se recogerán las actuaciones con el alumno/a, su familia, con el resto de compañeros/as y la comunidad educativa se van a llevar a cabo. Aplicación de las medidas educativas y/o correctivas que se contemplen para estos casos en el RRI del centro, teniendo en cuenta que son conductas gravemente perjudiciales para la convivencia y la salud de las persona.
  1. Traslado de la información al Servicio de Inspección en caso necesario:Si el problema no se puede solventar a nivel de centro, en de la gravedad de la situación y en función de lo establecido en el RRI, el director/a podrá trasladar al Servicio de Inspección las incidencias en esta materia.
  1. Denuncia a las fuerzas de seguridad del estado:En casos de especial gravedad, como la constatación de la venta de drogas, el equipo directivo se pondrá en contacto con las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Hay que recordar que los centros escolares pueden acogerse al "Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar”, que tiene como principal objetivo responder de manera coordinada y eficaz a todas las cuestiones relacionadas con la seguridad de menores y jóvenes en la escuela y su entorno.

En caso de ser testigo de posesión de drogas se recomienda, en presencia de otros testigos, pedir que se entregue el contenido del mismo. Se puede requisar una mochila o pedir abrir una taquilla. En cambio se debe evitar el cacheo o cualquier tipo de contacto físico, esa función es exclusiva de la Policía.

PLAN DIRECTOR PARA LA CONVIVENCIA Y MEJORA DE LA SEGURIDAD ESCOLAR

Mediante la Instrucción 3/2O07 de la Secretaría de Estado de Seguridad, se puso en marcha el "Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad Escolar", el Plan tiene como principal objetivo responder de manera coordinada y eficaz a todas las cuestiones relacionadas con la seguridad de menores y jóvenes en la escuela y su entorno, fortaleciendo la cooperación policial con las autoridades educativas en sus actuaciones para mejorar la convivencia y la seguridad en el ámbito escolar, reforzando el conocimiento y confianza en los Cuerpos policiales.

Puede ponerse en contacto con la Policía sobre problemas en el ámbito escolar a través:

DOCUMENTACIÓN

  • Protocolo de actuación de la Conserjería de Educación de Córdoba (ver).
  • Plan Nacional sobre Drogas. Centro de documentación e información (ver).

Descargar en PDF


Volver al índice

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.